Test de hidrógeno aspirado - Intolerancia azúcares

¿Qué es el test de Hidrógeno espirado?

El test de Hidrógeno espirado es una prueba no invasiva que permite, a partir del aire exhalado, determinar la cantidad de hidrógeno formado por la flora intestinal habiendo ingerido previamente un tipo de azúcar.

¿Para qué se utiliza?

El funcionamiento del test se basa en el hecho de que las bacterias intestinales al descomponer los azucares liberan hidrógeno, y este tras su paso por el torrente sanguíneo y el pulmón es expulsado con la respiración. La medición de la cantidad de hidrógeno que espiramos nos va a permitir realizar diversos estudios que nos indicarán la tolerancia a diferentes tipos de azúcar.

Si existe una intolerancia significa que el intestino es incapaz de absorber los azúcares. Los síntomas más habituales en casos de intolerancia son: hinchazón y/o dolor abdominal, presencia de gases, alteraciones en el tránsito intestinal, diarreas, etc. Al ser estos síntomas muy genéricos, pueden confundirse con otras patologías, o incluso ser debidos a un crecimiento bacteriano excesivo en el intestino por enfermedad, procesos quirúrgicos o medicación continuada. La realización el test del Hidrógeno espirado va a permitir realizar un diagnóstico más exacto y poder tomar las medidas adecuadas en función de cada caso.

En Gastrodex medimos la tolerancia a la lactosa, sacarosa, sorbitol y fructosa. Podemos valorar la existencia de sobrecrecimiento bacteriano (test de glucosa) o la existencia de flora productora de hidrógeno/tiempo de tránsito orocecal, entre la cavidad oral y el colon derecho (test de lactulosa).

Preparación para la prueba del Test de Hidrógeno Espirado

Es imprescindible seguir estrictamente las pautas que le facilitará su médico. Si va a realizar la prueba con nosotros en Gastrodex, puede consultar y descargar las indicaciones en el apartado de preparaciones de nuestra web. Tenga en cuenta que cualquier error en el seguimiento de la misma, puede alterar de forma irreversible los resultados de la prueba.

Consulte la preparación para esta prueba en: TEST DEL HIDRÓGENO ESPIRADO

¿Cómo se realiza el test?

El proceso consiste en soplar en un dispositivo que mide y analiza la cantidad de Hidrógeno que contiene su aliento. La primera medición se realiza sin haber ingerido previamente ningún líquido y posteriormente se le facilita una pequeña cantidad del tipo de azúcar a estudiar (lactosa, sacarosa, fructosa, etc.) disuelto en agua. A partir de este momento se irán tomando muestras de aire regularmente durante un periodo de 120 a 240 minutos (dependiendo de cada estudio).

¿Puede haber complicaciones o contraindicaciones?

En caso de presentar intolerancia es posible que manifieste molestias similares a las que suele presentar todos los días que ingiere alimentos que contienen los mismos tipos de azúcar motivo de estudio (hinchazón y/o dolor abdominal, presencia de gases, etc.).

¿Qué tipos de intolerancia a azúcares son los más habituales?

La más conocida es la intolerancia a la lactosa, que es el principal azúcar de la leche. En el intestino el proceso habitual para absorber la lactosa consiste en descomponerla en sus dos moléculas esenciales (glucosa y galactosa) y para esa misión es muy importante la ayuda de una sustancia llamada lactasa. Pero si existe un déficit de lactasa, este proceso no se puede completar y el azúcar no absorbido pasa al colon directamente y las bacterias proceden a fermentarlo generando agua, ácidos y gas. Todo este proceso lo podemos percibir y se manifiesta mediante un conjunto variable de molestias desagradables e incluso dolorosas que ya hemos descrito anteriormente.

Otro caso de intolerancia muy habitual es a la combinación de la fructosa y el sorbitol. La mezcla de estas dos sustancias puede resultar muy indigesta en muchos pacientes. La fructosa se halla presente en las frutas y el sorbitol se encuentra tanto en frutas naturales como aditivo artificial en muchos productos de consumo habitual.

En general en todos estos casos una vez conocida la causa de la intolerancia deben tratarse mediante una dieta individualizada para evitar los alimentos que provocan malabsorción, o en el caso que se determine que existe un sobrecrecimiento bacteriano, proceder a corregir los factores causantes del desequilibrio para restaurar la flora intestinal.

¿En qué casos está indicado realizar el test de Hidrógeno espirado?

En todos aquellos en los que debido a diversos síntomas digestivos frecuentes manifestados por el paciente, exista la sospecha de que pueda tratarse de una intolerancia o un sobrecrecimiento bacteriano.

 

Dr. José Antonio Gómez Valero
Coordinador de la Unidades de EII y Proctología
Médico adjunto en las Unidades de
Gastroenterología, Endoscopia y Obesidad de Gastrodex
Hospital Universitari Dexeus
Grupo Quirónsalud

 

Imagen superior:  skylinefree/Depositphotos

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone