gastrodex-excesos-navideños

Las fiestas de Navidad están a la vuelta de la esquina y con ellas los excesos navideños. Todos sabemos que estos días son grandes momentos para compartir con la familia y los amigos, algo que no podemos hacer el resto del año, pero tienen un inconveniente, todas estas reuniones se hacen alrededor de una mesa y pueden causar estragos en nuestra salud intestinal, aparte de hacernos ganar unos kilos de más.

Datos del SEEN

Según el SEEN (Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición) durante estas fiestas, que comprenden unos 15 días, entre comidas de trabajo, con amigos y las fiestas propiamente dichas, ganamos una media de tres kilos por persona. No es de extrañar que, a principios de año, aumenten las subscripciones a los gimnasios o proliferen las dietas détox por internet.

Por esta razón queremos proponer unos “trucos” para superar los excesos navideños, sin dejar de comer compartiendo esos momentos tan especiales con los que más queremos y sin haber ganado peso después de las fiestas. Sin olvidar que no todo vale para combatir la obesidad.

Cómo superar los excesos navideños

1. Hacer siempre tres comidas, sin saltarse ninguna, con un tentempié por la mañana y otro por la tarde. Esto evitará sentarse con mucho apetito a la mesa. Eso sí, si nos hemos pasado en una comida, no hay que obviar la siguiente, si no comer un poquito menos. Es como una regla matemática, puras sumas y restas, si nos hemos pasado en la comida, hay que cenar muy ligero, por ejemplo: una sopa de verduras y una infusión.

2. También es importante estos días hacer desayunos ligeros, tomando en ayunas algún té o infusión purificantes, por ejemplo: Un vaso de agua caliente con limón y jengibre por las mañanas activa la termogénesis y permite que nuestro organismo queme grasas. Acompañado de jengibre, nos ayudará a reducir la grasa del vientre y poder lucir una barriga plana.

3. Hay que tener mucho cuidado con el alcohol, ya que podemos ingerir muchas calorías sin darnos cuenta. La mejor opción es tener una copa de agua al lado e ir alternando. Tomar poca cantidad de alcohol, si es posible sólo a la hora de los brindis.
Si hay que seleccionar algún tipo de bebida alcohólica, mejor decantarse por vinos de buena calidad y evitar todas aquellas que contengan gas.

4. Cuando llegan los entrantes, para evitar comer más de la cuenta, lo mejor será llenar el plato y no volver a repetir, así sabremos que como mucho hemos comido lo que vemos.
Siempre que podamos evitaremos las salsas, si no están cocinadas directamente con el alimento.

5. En el plato principal, siempre es mejor decantarse por alimentos con menos grasas, y sin salsas. Por ejemplo, siempre es preferible comer pescado a carne, y si, por el contrario, no podemos dejar de comer carne mejor seleccionar las que contengan menos grasas como pollo o pavo, evitando otras con más lípidos como el cerdo o el cordero.

6. ¿Qué hacer cuando llega el postre? Si notamos que estamos bien, mejor obviarlo y tomar alguna infusión o café que nos hará cerrar el estómago. Si, por el contrario, los dulces son nuestra perdición, seleccionaremos una pequeña porción y con eso nos daremos por satisfechos.

7. Ante todo, lo más importante, es ser moderados. Intentar no levantarse de la mesa con sensación de pesadez. Aunque el anfitrión nos ofrezca repetir, negaremos su ofrecimiento con una sonrisa.

8. Un último consejo, es no dejar de hacer ejercicio estos días, te hará sentir más ágil y sobrellevar tantas comidas. Siempre que puedas es aconsejable ir caminando a los sitios, obviar el ascensor y levantarse a ayudar a recoger siempre después de cada plato.

Gastrodex
Servicio de Aparato Digestivo
Hospital Universitari Dexeus – Grupo Quirónsalud

Copyright imagen: etorres69 / Depositphotos

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone