La presencia de hemorroides, también conocidas popularmente como almorranas es un motivo frecuente de consulta y tratamiento en nuestro servicio digestivo. Casi el 50 % de la población las padece en mayor o menor grado, en muchos casos sin síntomas. Sin embargo, cuando las molestias y el dolor o sangrado aparecen, por vergüenza o pudor existe la tendencia a retrasar o evitar la visita al médico.

En este artículo hablaremos de ellas y resolveremos las preguntas más frecuentes sobre esta afección, que aunque no es grave debe ser tratada.

¿Qué son las hemorroides?

Las hemorroides se localizan en el ano y el recto y se trata de la dilatación de las venas del plexo venoso hemorroidal, que al haber sido sometidas a un exceso de presión por diferentes causas que iremos viendo, provoca una inflamación que puede provocar escozor, picor, dolor de diferente intensidad e incluso sangrado anal.

¿Por qué aparecen las hemorroides?

La zona del ano y recto está vascularizada por arterias y venas que son muy sensibles a la presión y si por ejemplo se realiza repetidamente un esfuerzo excesivo al defecar o en casos graves de estreñimiento o diarrea, se pueden inflamar.

Las mujeres embarazadas tienen también mayor riesgo de sufrirlas al estar ejerciendo el útero una presión más intensa sobre esa zona y durante el embarazo y PostParto suele ser el período donde se originan y por tanto se diagnostican con mayor frecuencia tanto las complicaciones hemorroidales como las derivadas de la fisura anal.

Hay diversos factores que debemos tener en cuenta y que pueden favorecer la aparición de hemorroides:

  • Estreñimiento
  • Embarazo, postparto.
  • Sobrepeso
  • Malas posturas o mantener posiciones estáticas mucho tiempo ( sentados o de pie)
  • Factores hereditarios
  • Práctica habitual de deportes como equitación, ciclismo, etc.

¿Qué síntomas producen las hemorroides?

Los síntomas más frecuentes que pueden originar son:

  • Escozor-picor- dolor anal
  • Prolapso externo (tras defecación, ejercicio físico, bipedestación prolongada…)
  • Rectorragia (sangrado anal)
  • Inflamación externa con presencia ó no de trombosis asociada

¿Qué tipos de hemorroides existen?

Las hemorroides pueden ser externas o internas. Las externas son visibles alrededor del margen anal y están recubiertas de piel. Las internas no son visibles al estar situadas por encima del ano y están recubiertas de mucosa. Las internas se clasifican en 4 grados en función de su gravedad y sintomatología.

¿Cómo se diagnostican?

En base a los síntomas manifestados por el paciente se procederá a realizar una exploración física perineal externa y mediante un anoscopio o rectoscopio, se procederá a la visualización del canal anal, que va a permitir realizar una valoración  adecuada y precisa.

En determinados casos el médico puede solicitar una colonoscopia para descartar otras patologías que puedan estar produciendo alguno de los síntomas indicados como por ejemplo el sangrado.

¿Qué tratamientos existen para el tratamiento de las hemorroides?

En función de si son externas o internas y del grado de gravedad de las mismas existen diferentes soluciones.

Para las hemorroides leves normalmente se recomiendan medidas dietéticas y posturales, baños de asiento, cremas, analgésicos y venotónicos. Las siguientes técnicas permiten reducir las hemorroides con muy buenos resultados.

No quirúrgicas:  Trombectomia hemorroidal, escleroterapia hemorroidal, inyeccion de sustancias esclerosantes, coagulación (por infrarrojos o con láser no quirúrgico) o ligadura con bandas elásticas.

Quirúgicas: Extirpación de hemorroides mediante cirugía convencional o con laser, ligasure, técnica de Longo, THD,  etc.

¿Qué tratamientos realizamos en Gastrodex?

Además del tratamiento médico de soporte (venotónicos, cremas anti-hemorroidales, baños de asiento, analgésicos, etc.), realizamos sesiones de Escleroterapia hemorroidal (sobre internas exclusivamente) con gran efectividad en la mayoría de los casos, que reducen las hemorroides y las pueden controlar sintomáticamente evitando una cirugía posterior. También realizamos Trombectomía hemorroidal bajo anestesia local si es necesario.

Recomendaciones para evitar la aparición de hemorroides:

  • Realizar ejercicio suave de forma regular
  • Alimentarse de forma equilibrada tomando suficiente fibra y agua para evitar estreñimiento
  • Cuidar la salud postural evitando permanecer sentado o de pie mucho tiempo seguido.
  • Evitar realizar esfuerzos excesivos que provoquen presión sobre zona anorrectal.

Si usted cree que puede tener hemorroides no dude en consultarnos y pedir hora de visita.

 

 Dra. Noemí Ormart
Integrante equipo médico de Gastrodex
en las unidades de Gastroenterología y Proctología
Hospital Universitari Dexeus
Grupo Quirónsalud

 

 

Copyright imagen: Vadim Guzhva / Depositphotos 

 

 

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone